Cargando la página...

Image
26 May 2015

La historia de Mariam…

Miriam es una niña de 12 años de pies descalzos y llenos de tierra, trabaja el campo para poder comer y ayudar a sus padres quienes son muy pobres, sus manos ásperas y gruesas como papel de lija manifiestan su herencia maldita de campesina analfabeta y explotada.

Es una adolescente de apariencia tímida, invisible ante la ocupación militar que vivía su país. Sus amigas cuentan que era una chavala sencilla, pero eso sí, enamoradiza, anduvo con un soldado, otras dicen que se besaba con su vecino, a saber, la chavala era medio bandida.

Joaquín y Ana, los padres de Mariam quieren un mejor futuro para ella y están planeando una boda arreglada entre su hija y un señor mayor llamado José el carpintero porque creen que a través de la protección de Chepe, su hija pasará menos penas y hambre. El problema es que Mariam no quiere, dice que los viejos rabo verdes le dan asco.

Un Día Mariam llegó llorando donde sus amigas, porque dijo que un hombre la agarró a la fuerza y la violó, ella no quería, no quería y no quería, pero que iba a poder ella solita contra la fuerza brutal de aquel ser omnipotente y omnisciente. ¿Por qué la tomó a la fuerza? ¿Por qué no le preguntó si ella quería primero? En la comunidad todos lo conocían con el apodo de Jawe.

Su amiga, la Ángela Gabriel le dijo: -No te preocupés, no estás sola, todo tiene una razón de ser, estas cosas pasan, más bien agradece que le gustaste a Jawe, porque te eligió por encima de todas nosotras, te vio llena de gracia, sos bendita entre todas las mujeres, muchas hubiéramos querido que nos poseyera.

Incluso Ángela Gabriel les contó a sus amigas del barrio que Jawe también había abusado de una señora que se llamaba Isabel y hasta la dejó embarazada, pero la señora no estaba molesta, no, sino todo lo contrario, estaba refeliz.

Mariam limpió sus lágrimas, sacudió sus ropas y fue donde su padres a decirle que estaba lista para casarse con don Chepe. Y así fue, la boda fue arreglada, donde José pago las dotes y Mariam se fue a vivir a su casa. Eso sí, donde Chepe pago menos de lo acordado, porque estaba enojado porque Mariam ya no era virgen e incluso ya traía un encargo en la panza.

Según sus amigas al principio fue difícil, porque a ella le daba asco que don Chepe, gordo y viejo la besara y tocara, pero con el tiempo se fue acostumbrando e incluso llegaron a tener como 5 hijos, por esa capacidad de mantenerse en silencio, callada y obediente, se regó la fama de que era una muchacha santa y pura.

Tiempos después Mariam se hizo famosa, apareció en revistas de moda, programas de televisión, periódicos y en todos lados vistiendo las mejores marcas de ropa, incluso, la llamaron: La Virgen María, madre de dios.

Nos podemos encontrar en FaceBook.

Nos podemos ver en YouTube.

Para fotos bonitas de Nicaragua: Instagram.

Para quejarnos del mundo Twitter.

Correo: yasermorazan@gmail.com