Cargando la página...

Image
23 January 2014

Cultura laboral nicaragüense.

Primero quiero comentarte que de manera general, me atrevo a decirte que el nicaragüense es una buena persona. Por estos lados aún no tenemos la invasión cultural del pensamiento capitalista y por consiguiente competitivo e individualista que promueven el libre mercado y demás…. Sin embargo… Al igual que los niños que actúan por instinto y sin malas intenciones, me atrevo a decir que:

1. Todos llevamos un güegüense dentro: El güegüense es un personaje pintoresco de la época colonial, sarcástico, mañoso y tramposo. Así que no te extrañés si alguien dice una cosa frente a vos y a tus espaldas dice otra. Para el nica el valor de la palabra simplemente es desconocido. Tampoco no te lo tomés a pecho, ni personal, simplemente el nica lo hace como una forma de pasar el tiempo, entretenerse o reírse de las circunstancias de vos o de la vida.

2. Impuntualidad: Tenemos un regla no escrita que establece que podés llegar 15 minutos más tarde de la hora convocada…. No te preocupés si esos 15 Minutos se transforman en 60 Minutos o incluso en 2 horas completas. El Nica no valora el tiempo propio, mucho peor el ajeno. Por eso es que vivimos felices por estos lados.

3. Chismoso / cuechero: Al nica le encantan las reuniones no-formales o informales, de esas que se desarrollan en los pasillos de las oficinas. Quizás estas sean más productivas y eficientes que las reuniones formales “frente a los jefes”. Porque aquí resulta que todos están de acuerdo con la opinión del jefe.

4. Miedo al poder: El nica no cuestiona a sus “superiores”. La idea de las jerarquías jefe-subordinado, están tan arraigadas, que quien se atreva a romperlas, será considerado insolente, indisciplinado e incluso mal trabajador.

5. Las ideas diferentes, no caben: Somos un país bastante tradicional en la forma de pensar y hacer las cosas. Aunque la cooperación internacional y las ONG pretendemos ser “de avanzada” la verdad es que esto se queda muchas veces en un discurso inoperante. Por eso tenemos problemas culturales graves como el machismo, adultismo, sexismo, patriarcado y malinchismo.

6. Malinches: El nica va a engrandecer la presencia extranjera. Si sos chele, tenés rasgos occidentales, sos alto, hablas inglés y demás características, muchos nicas te mirarán con asombro y querán ser tus amigos para “presumir frente a otros” el “estatus Q” que el extranjero les da. Eso sí…. Junto a la admiración, viene la discriminación positiva (privilegios, amabilidad, beneficios, etc.), como la negativa (Te cobrarán más caro, nunca podrás ser del todo aceptado, porque siempre serás el diferente, etc.)

7. Quien paga el baile, manda el son: El nica se someterá sin problema alguno a quien le da de comer y en ese sentido un “cooperante”, “donante” o “asesor” representa una posible fuente de ingreso. Creo que tenemos una idea bastante vertical de que significa ser cooperante. Mientras vos representés una imagen de poder frente a otros, ahí estarán sometidos, si se dan cuenta “que no sos el jefe” o que “de vos no dependen sus ingresos” posiblemente te empiecen a “serruchar el piso”.

8. Serruchar el piso: cualidad “natural” jejeje , genética que acompaña al nica durante su vida laboral. Al ser incapaz de decir las cosas de frente, empezará a crear las condiciones necesarias para hacerte caer. Hablará mal de vos en los pasillos, te mal informará con los jefes, te ocultará información importante, te pondrá obstáculos para que cada día hagas peor el trabajo, etc.

9. La dimensión desconocida, el profesionalismo: Para el nica es más importante “quitarse una cólera” que cumplir con los objetivos laborales o enfocarse en cumplir los resultados previstos. Así que muchas veces los berrinches y las indirectas serán el pan de cada día.

10. Quejarse, quejarse, quejarse y no proponer nada: Este es el país de los lamentos, aquí todos somos pobres o nos pasan las cosas que nos pasan por culpa de otros, del gobierno, de la cultura, del sistema, del capitalismo, de la conquista española, de los EEUU, etc. Pero jamás será culpa nuestra.

11. Pragmatismo resignado y visión religiosa de las cosas: El nica creé que somos marionetas manejadas por dios, este ser espiritual maneja nuestras vidas y solamente es él quien decide para donde vamos y de dónde venimos. Dios quita y pone presidentes, dios te deja vivo o muerto después de un accidente de tránsito, etc. Así que frecuentemente escucharas las frases: si dios quiere… gracias a dios tal cosa… si el señor lo permite (refiriéndose a dios)… etc.

12. Doble moral: Se dice una cosa y se hace otra. Algo así como decir… Aquí respetamos la libertad de expresión. Pero cuando alguien opina diferente, le dicen: —Aquí hacemos las cosas de esta manera y punto. Jajajajaja.

13. Discutir ideas = pelear: El nica cree que contradecir una opinión es el inició de una pelea épica, al estilo de Troya, jajaja. Así que hay que tener cuidado el cómo expresás las cosas, porque hay mucha resistencia a la contradicción.

14. Satanización de la diferencia: Antes de manifestar alguna cualidad personal “extraordinaria”, primero sondea el entorno, así que si sos homosexual, bisexual, ateo, comunista radical, musulmán, te gusta ver porno, sos sandinista o liberal, capitalista, te excita pensar que tendrás sexo con la virgen María, tuviste un novio sacerdote o monja, hablas 5 idiomas, etc. Ten cuidado a donde y como lo decís.

15. El silencio de los inocentes: Una mala mirada, un gesto grosero, chifletas en los pasillos, silencios incomodos, etc. Estos serán luces rojas de que algo está pasando, pero que nadie tiene el valor de expresártelo. Así que te tocará aprender mimo para interpretar estos códigos de comunicación muy especiales. Porque si no lo hacés a tiempo, de pronto te pueden decir: ¡Está despedido! Jajaja y vos ni te enterás del porqué.

16. Aprovechemos a descansar que… No está el jefe, porque no hay energía eléctrica, porque no nos dieron libre el día feriado, porque ayer trabajé hasta tarde, porque me estoy haciendo justicia, porque merezco descansar, porque no me pagan bien, porque tengo algo importante que contarte, porque mi mujer me dejó, etc. Siempre, siempre habrán miles de razones para descansar en horarios laborales jajajaja.

17. La productividad, las evaluaciones, los indicadores de desempeños y demás, son aplicables para los demás, pero nunca para uno mismo: Esto quiere decir que al nica le encanta “opinar” sobre el trabajo ajeno, pero jamás se te ocurra aplicarle una evaluación de desempeño a él, porque sentirá que: le caíste mal, que lo querés despedir, que estás buscando razones para molestarlo, lo querés dejar en mala evidencia con su jefe, etc.

18. Aquí todos somos todos: El nica aunque no tenga formación académica en un determinado aspecto, él creé que sí y te lo va a demostrar, haciéndote cualquier cosa mal hecha. Al nica le cuesta admitir que hay especializaciones, ya que su nivel de calidad es muy bajo. Así que aquí todo es hechizo, o a medias.

19. El mejor lugar para socializar con un nica es en algún bar: Así que si lográs colarte en este grupo de tragos, ya tenés membrecía de compañero y ventajas laborales. Ahí se discuten cosas muy importantes.

20. Mucha opinión y poca acción: Aquí todos construimos planes, programas de vida, ideas majestuosas, etc. Pero cuando hay que hacer las cosas, encontrarás…. nada.

21. El valor de la palabra: No tiene: Aquí es frecuente que escuchés expresiones como: —Si hombre, ¡ay llego! —¡Dale pues, ay nos ponemos de acuerdo! —¡Ay te aviso! —¡Dejame pensar y luego te mando el correo! etc. Todas estas expresiones son sinónimo de “NO”… O bien si invitás a alguien a tu cumpleaños, reunión, taller, etc. No te extrañés que todos han dicho que van a llegar y luego no llega nadie. Al menos que seas el cooperante que financia un proyecto o les vas a regalar algo ese día.

22. Muchos resentimientos: Al que tiene más dinero, al más guapo, al más inteligente, al extranjero, al hijo de alguien importante, a una persona talentosa, a una persona que se comunica bien, a una persona segura de sí misma, a una persona exitosa, etc. Muchos nicas al vivir en pobreza (Incluyendo la mental) y no poder alcanzar eso que tienen los otros, terminan segregándose “los excluidos del sistema” versus “los otros”. Incluso, a veces he llegado a pensar que dentro de las ONG ser discapacitado, homosexual, mujer, campesino, obrero, tener VIH, pobre, sufrir mucho, etc. Te da ventajas lastimeras.

Después de tantas cosas, es importante sonreír siempre, disfrutar lo que se hace y hacerlo de la mejor manera posible (Sin bajar los estándares de calidad). Si lo que uno propone o hace es valorado, se llega hasta la cima, de lo contrario, no tiene sentido estar ahí. A la gente y su dinámica hay que dejarla tal y como están, pero tampoco permitir que a uno lo contaminen. La mejor manera de incidir en otras personas es con nuestro propio ejemplo y tratar de ser mejores personas cada día… Si lo lográs, ya tenés puntos ganados.

Finalmente, como el nica es muy prejuiciado, podés darle una pequeña lección y sorpresa… Cuando sintás que las cosas no van bien con alguien, abordalo/a, pedile tiempo para hablar a solas y bajale las defensas, explicale como te sentís y lo que proponés…Verás cómo cambian las cosas, porque el nica no está acostumbrado a que lo aborden directamente, peor que su “enemigo” le muestre afecto. Es decir, “al toro por los cuernos”.