Cargando la página...

Image
18 August 2013

En Nicaragua, pensar diferente es un castigo

Los Nicaragüenses Tenemos Derecho a Expresar Nuestras Ideas Políticas….
En la Casa, El Barrio, La Escuela, El Trabajo…En espacios públicos y privados.

Soy un joven de la clase media de este país, podría ser cualquier joven de tu barrio, de tu cuadra, de tu universidad, de tu familia, tu hijo….No procedo de ningún grupo de poder económico o político, sino que soy parte de este alto porcentaje de nicaragüenses al que nos han pasado la factura el simple hecho de tratar de ejercer nuestra ciudadanía.

Aún con la indignación en la conciencia, quiero compartir la realidad de mi país, un país secuestrado por la ley del bozal, donde se premia a quienes bajan la cabeza y se castiga a quienes pensamos y expresamos de manera diferente.

El día viernes 5 de julio un grupo de diputados oficialistas organizaron en conjunto con la Asamblea Nacional y la Universidad del Norte de Nicaragua (Recinto Matagalpa) un foro con estudiantes de secundaria y universitarios de diferentes colegios y centros de “formación superior” afines al Gobierno.

El objetivo del foro fue; promover el derecho de la participación de los estudiantes, a través de exposiciones de funcionarios de la Asamblea Nacional y diputados oficialistas.

Entre los diputados presentes tuvieron; Irma de Jesús Dávila (FSLN) , Pedro Joaquín Treminio (BDN), Rosa Adelina Barahona (FSLN), María Agustina Montenegro (FSLN)…entre otros.

En mi calidad de coordinador de un grupo de jóvenes de Matagalpa y más importante aún como un ciudadano activo, crítico y reflexivo, decidí aprovechar la ocasión para manifestar mis inconformidades con la forma como se está legislando en nuestro país.

Después de decir en micrófono abierto mi sentir y pensar con pancartas hechas por los mismo jóvenes indignados. La universidad del Norte de Nicaragua bajo silencio administrativo no me renovó el contrato laboral como docente. Hasta en este momento me debatía en suposiciones ambiguas.

Pero el día 01 de agosto me han notificado de manera verbal la no renovación de mi contrato como profesor de la universidad del Norte de Nicaragua por haber expresado mi inconformidad contra los diputados oficialistas en dicho foro[1].

Cabe resaltar que días anteriores (29 de junio del presente año), la universidad me otorgo un reconocimiento “Por mi destacada labor como docente en el cumplimiento de las normativas académicas de la Universidad”, firmada y sellada por el Msc. José Zeledón Ibarra, vicerrector de la UNN-Matagalpa y el Ing. Justo Pastor Núñez, director Académico.

Por lo tanto, denunció públicamente la violación de muchos de mis derechos políticos, sociales y laborales registrados en la tan ultrajada constitución política de Nicaragua.

Ningún nicaragüense debería de ser sujeto a represarías por discriminación ideológica.

Los ciudadanos tenemos derechos de hacer peticiones, denunciar anomalías y hacer críticas constructivas, de forma individual o colectiva, a los Poderes del Estado o cualquier autoridad….Y las universidades tienen la obligación de generar un pensamiento crítico en sus alumnos.

Invito a mis ex estudiantes a que no reproduzcan este tipo de comportamientos arbitrarios, no fue lo que yo les quise trasmitir en las aulas de clase, particularmente en las clases de “Participación Ciudadana” y “Ética Profesional” … pero al parecer la universidad tenía otros planes para ustedes.

Mientras más personas salgamos a la luz pública denunciando este tipo de arbitrariedades más fuerte seremos como ciudadanos y más estaremos debilitando al poder absoluto.

Cada día somos más..